Make your own free website on Tripod.com

home_sefarad.gif (990 bytes)Principal Sefaradíes en Chile

 

Maimónides, el Médico Sefardí: su vida y su obra
Caya Marta Gutiérrez

Moshe Ben Maimón, el sefardí, nació en Aljama de Córdoba el 30 de marzo del año 1135, entonces bajo dominio musulmán, por lo que fue conocido como Abu Imran Musa ben Maimun Ibn Abdalá.  Su padre era un prestigioso matemático y talmudista muy conocido en los círculos de Cordoba y Toledo; y su hermano David, un buen orfebre que se dedicó al comercio de las joyas.  Su única hermana, Shulamit, fue una competente calígrafa que tuvo un papel importante en la ayuda aportada a los escritos de Maimónides, como ha llegado a ser conocido en Occidente. 

Maimónides tuvo una infancia feliz y pacífica, inmersa en el estudio desde muy temprana edad, bajo la guía y tutela de su padre el rabino Maimón, quien le inició no sólo en el estudio del Talmud, sino también en las matemáticas, astronomía, filosofía y física. 

Esta existencia idílica se iba a ver truncada por la toma del sur de España por los Almohades, en 1148.  Se trataba de una secta fundamentalista del Corán, que procedieron a la expulsión de los judios del hasta entonces tolerante territorio del sur de España, a menos que estuvieran dispuestos a convertirse al Islam, o a morir por la defensa de su fé. 

Fue así que la familia de Maimón inició un periodo de exilio que duraría once años.  Esta circunstancia, aunque de tristes consecuencias, expoleó no obstante, la actividad creadora del joven Maimónides, que iba a dedicar sus esfuerzos al estudio y la publicación, por ejemplo de un tratado sobre la esencia del año bisiesto, que probó ser definitivo para absorber la diferencia entre el año solar de 365 días y los doce meses lunares que suman 354 días, base del calendario musulmán. 

La familia Maimón decidió trasladarse a la ciudad de Fez, situada en el país hoy día llamado Marruecos.  Su traslado allí suponía que iban a estar bajo la tutela del rabino Yehuda Hacohen Ibn Shusha, a la sazón guía espiritual de la Comunidad Judía de Fez.  Sin embargo, ese período coincide con el momento en el que los cruzados recrudecen su persecución contra los judíos y la familia tiene que iniciar otro período de exilio, estableciéndose esta vez en Egipto. 

Comienza para Maimónides una dura etapa de su existencia.  Había perdido a su madre como consecuencia del parto, pero ahora pierde a su padre y a su hermano David que moriría en un naufragio.  Tan duros golpes tendrán una repercusión en su propia salud ya que permaneció postrado y enfermo durante todo un año.  Cuando finalmente se recupera es consciente de que debe tener alguna ocupación que le sirva de modus vivendi y opta por la medicina a cuyo estudio se había dedicado a fondo durante su enfermedad, especialmente la analogía entre las enfermedades físicas y las espirituales. 

Contrajo matrimonio dos veces.  De las segundas nupcias nació su hijo Abraham que se convertiría en el dirigente espiritual del Judaísmo egipcio.  El propio Maimónides se convirtió en médico de la Corte Real Egipcia en 1187, consolidando cada vez más su desarrollo intelectual y humanístico.  Su vida prolífica y creadora, dedicada al pueblo judío, concluyó el 13 de diciembre del año 1204 de nuestra era (2 de Tevet del 4965), a la edad de sesenta años.  Sus restos mortales fueron trasladados a Tiberiades, Tierra de Israel, para su inhumación. 

Maimónides, de conocimientos avanzados para su tiempo, clasificó la medicina en tres partes: a) la medicina preventiva, b) la curativa y c) la que debía prestar atención a convalecientes y ancianos, basando sus principios en la patología humoral de Hipócrates y Galeno.  Por contraste, combatió ferozmente la medicina basada en hechizos y encantamientos.  Además dejó de lado el uso de amuletos en el tratamiento de las enfermedades. 

Sus contribuciones a la práctica de la medicina fueron amplias y de diversa índole.  Entre sus escritos más destacados de temas medicos figuran: Extractos de Galeno, una selección de los 100 libros escritos por Galeno, destinados a los estudiantes de medicina griegos.  También Comentarios sobre los aforismos de Hipócrates, en los que, a veces ironiza sobre los principios tratados por éste; Aforismos medicos de Moisés, en el que se presentan 1.500 aforismos basados en la medicina griega.  El tratado está divided en veinticinco capítulos que cubren las diferentes áreas de la medicina y en el que, sorprendentemente, observamos alusiones a patologías tales como, el enfisema, la anorexia, la pulmonía, etcétera.  En su Tratado sobre los hemorroides, recomienda las medidas higiénico dietéticas que deben observarse.  Otros titulos incluyen su Tratado sobre las relaciones sexuales, Tratado sobre el asthma, Tratado de los venenos y sus antídotos, empleado como texto de toxicología durante toda la Edad Media. 

La obra en la que de manera especial intenta conseguir un todo armónico entre el cuerpo y el espiritu lleva por título Mishmé Torá, su máxima aspiración y a la que dedicó buena parte de su vida.



Judería de Cordoba

 

home_sefarad.gif (990 bytes)Principal Sefaradíes en Chile