Make your own free website on Tripod.com

home_sefarad.gif (990 bytes)Principal Sefaradíes en Chile

 

LA HAQUETÍA

Alicia Sisso Raz

            Za‛ama (como sí) no lo sabemos ya que la haquetía (también Haquitía, Hakitía, Haketía, o Jaquetía) es el vernáculo judeoespañol de los sefardíes prencipalmente del norte de Marruecos (variantes de la haquetía se encontraban también en Oran, Fez, y en más lugares)?  Ma, (pero) me da por (exp.)  ‛audear (repetir) el empesijo (inicio) de muestra lengua hablada (el Ladino era nuestra lengua literaria), paque (de: para que) todo el ‛olam (mundo) se fetnee (dé cuenta) y no mozotros namás (de: nada más=solamente). Como se sabe,  la  fondina (base) de la haquetía es prencipalmente el castellano medieval jalteado (mezclado)  con palabras de más manaderos (fuentes) lingüisticòs.  ¿Cómo llegó a ser esta jarabujina (mezcla) haquetiesca endiamantada (maravillosa), que mos parecía español, sin saber que stamos (estamos) trocando (cambiando) palabras  entre las dos, y sin saber cual son cual...? Esto lo digoy yo, pamorde (por causa de) que denantes (antes), yo jammeaba (pensaba) que stoy hablando, ni más ni menos, un español espejeado (brillante) y puro como en España!... A mi ueno (bueno; exp.), con que shinfor (aires de  superioridad) y grandezas (orgullo) sareaba (caminaba) yo las calejas de mi vezindario!  ¿Y za‛ama yo namás? Ansí se haga el mazzal (suerte; exp.) cuantos de mozotros jammeaban iual (igual) como mí! Todos muestros amigos dizen que esso es lo que pasaba tamién (también) en sus cazzas (casas) de ellos.  Agüera (ahora) ya sepoy (sé) la verdad amarga fiel (hiel; exp.), es dizir que yo habloy un jalteo! Y pamorde esto, endelante (de ahora a delante)  haddeoy (cuido) muncho mi meollera (cabeza) cuando escriboy (escribo), y haddeoy mi boca cuando la abroy...

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

            La mayoría de los judiós espulsados de su España querida en 1492, afincaron (establecieron) sus pozzadas (asentamientos, domicilios) alderredor (alrededor) del Mediterráneo y en los Balcanes. Los que se fuyeron al norte de Africá, jeneralmente se quedaron en Marruecos y Argelia. Dabagar dabagar (poco a poco) munchos arrecojeron (s.e.c. adaptaron) las ‛adas (costumbres) y las  lenguas de la kehil.la (comunidad judía) local, y sin consintir (dar cuenta), desharon (dejaron) a su español luzzido a rezbalar, le  jalfearon  (reemplazaron) con las lenguas locales, y se ajuntaron (unieron) cuazi del todo con la kehil.la de los toshabim (autóctonas).  Ansina (así) que no todos los descendientes de los espulsados que llegaron a Marruecos siguen hadreando judeoespañol hatta (hasta) hoy en día. Aquellos  que por su negro mazzal (mala suerte) afincaron  sus pozzadas en los luares del sur, se los rezbaló el español al olvido cuazi  del todo.  Judiós en la cibdad de Fez, por ejemplo, hadrearon español durante unos jeneraciones discués (después) de la espulsión. Las Takkanot (ordenanzas) por los rebbisim (rabinos) de Fez pa la kehil.la de Castilla en Marruecos, feron (fueron) escritas en español, hatta que dabagar dabagar en el siglo XVIII se quito d’ensima (de encima) el español y se jalfeó (se reemplazó) con el judeo magrebino (árabe marroquí).  Ma (pero) hatta agüera se topan (encuentran) en su lenguaje  judeo magrebino munchas palabras haqueticas, españolas y portuguezas, sin que ellos stán fetneados (dan cuenta) de esso (Shetrit, Joseph).

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

             Ma, los sefardíes que afincaron sus moradas (viviendas) en el norte de Marruecos, en Turquía y en los Balcanes, no miremos mal en ellos (exp.), tenían muncho más uen mazzal. Estos espulsados que se pozzaron en leshumbres (sitios ultraperiféricos) leshanas (lejanas) una de otra, es dizir, el punto más oriente y el más occidente del Mediterráneo, haddearon con cariño el español medieval.  Ellos uaqfearón (mantuvieron) su lenguaje con muncho feshush (mimos), anque añidiéndo (añadiendo) dabagar dabagar palabras  emprestadas (prestadas) de las culturas del alderredor. El jalteo era asigún (según) el luar de la vivienda! Ansina que  en el oriente añidieron prencipalmente palabras turcas, gregas, eslavas, hebreas, y francézas, y mozotros añidimos palabras de otros  manaderos (fuentes) lingüisticòs.

            Pamorde esto la haquetía stá compuesta  prencipalmente del castellano del siglo XV jalteado con palabras hebreas, palabras del dialecto magrebino, del portugués, y tamién del francés e inglés, y un puño (puñado)  mesjeado (poca cantidad) del italiano, de las cuales naciones los judiós de Marruecos stuvieron basho (bajo) de su comándo (autoridad, controlpoliticó, o con vai (ida) y venes (vueltas; exp.) de mercaderes en zemanim (tiempos) desferenciados (diferentes).

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

            Ma, se jammea que mizmo en España, el español que los judiós hablaban entre ellos en el siglo XV era un poco desferenciado pamorde que habían tamién en su lenguaje palabras hebreas y espresiones (expresiones) judías tipicás.  Los filologós José Benoliel e  Isaac Benharroch enmentan (mencionan) por ejemplo  que en el libro El casamiento engañoso, por el descansado (que en paz descanse) de Miguel de Cervantes se topan aquellas palabras, como: "dezmazzalado" (alguien sin buena suerte) y "el Dió" (y no "Dios") y que tamién se topan munchas espresiones judeoespañolas en poemas y escritos de otros. Halaquí (de he aquí) por ejemplo palabras muestras en las poemas del poeta portugués del siglo XVI, Luis Henrriques: beraja (bendición), minha (oración de la tarde), dafina (el plato tradicional Sábado de los judíos marroquíes, cocinado lentamente desde el viernes por la tarde), kadosh (santo), shabbat (sábado), güay... (¡ay - de exclamación de dolor o malestar).

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

            Cuazi (casi) siempre la pronunciación y las reglas de la conjugación haquetiesca son como del castellano de la Edad Media; mozotros dizimos (decimos) "viniTES",  "caminIMOS" y "tengoY", de vez  (en vez) de "viniSTE"  "caminAMOS", y "tengo" . La conjugación de las palabras estranjeras  sigue tamién estos pasos, y pa españolizarlas, las añidimos sufijos españoles. Por ejemplo, la palabra "mudda" significa en magrebino  "acostar".  Pa fazerla (hacerla) haquetiesca, añidimos el sufijo español "AR" apegado (pegado) a un "E" en el medio, lo que arrisulta (resulta) en "muddEAR"; y de vez de "curAR", dizimos "roffeAR" de la palabra hebrea "roffé" (medico), y melezinAR de la palabra medicina, y "atorNAR" de la palabra ingleza "attorney" (abogado).   El vocabulario castellano arcaico que forma la base de la Haquetía se conservó en su forma orijinal: cuarterón y faldriquera  (cuarto y el bolsillo), o con algunos camios (cambios, modificaciones): nublina y oscuraña, (neblina y oscuridad).

            Ma, las reglas pa ‛addlear (arreglar) las frazes se están trocando más y más al sintaxis del español de hoy en día.  Anque, no siempre! La sintaxis de los refranes y espresiones se quedo arcaica como denantes (antes). En munchas frazes los haquitos, es dizir mozotros, trocamos el orden de las palabras y las machucamos (machacamos) un poco, y la hadrá  (conversación, charla) suena graciozza del ‛adau (estupenda), lo que mos arreventa (reventa) de la riza, ansí (así) me quedís (quedéis) vivos y sanos (exp.).  La haquetía no se hablaba en todas las cibdades (ciudades)   iualito iualito. Que asperanza (esperanza)! ¿Za‛ama no tenemos el uen nombre  (exp. s.e.c. sentido irónico) de siempre estar, dale que dale (exp.), con una artezza (s.e.c. ganasde sacar sacadas (inventar) filologicás del ‛adau? Fueraparte (además), cada uno de mozotros quiere salir con  su cabesa (exp.)... Ua (pues) ansina mizmo mos crío el DióPamorde esto había una desferencia mesjeada en la hadrá de una cibdad a otra en el norte de Marruecos: en la haquetía de  Tetuán se topan más palabras del castellano antiuo y menos palabras del árabe-marroquí, en las cibdades costeras hay más palabras portuguezas e inglezas, y entre estas y estas (mientras) a los tangerinos se los subieron los humos (exp.) por el francés en su haquetía, ma tamién tienen más palabras del dialecto magrebino

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

            De mientras que la Haquetía fe el vernaculó de la kehil.la, la lengua literaria fe el Ladino, con el vocabulario castellano arcaico que se conservó hatta hoy en día. Los rebbisim en España eran auzados (acostumbrados) a traduzer (traducir) los textos sagrados  palabra por palabra (calco) del Hebreo al castellano medieval junto con seguir las reglas de la sintaxis hebrea. Esta fusión lingüisticá se llama Ladino. Los rebbisim llamaban a su manera  de traduzer:  "a fazerlo en ladino", y tamién "a ladinar".   En dizir "Ladino", se referían  al español arcaico de la edad media,  que como toda esa famía de lenguas, es una lengua sacada (derivada) del Latín. D'aquí (de aquí) viene su nombre: Latino = Ladino. Los darushes (sermones) de los rebbisim en las eznogas (sinagogas)  del norte de Marruecos, los padrones (listas, documentos) de la kehil.la y los escritos bíblicos y relijiozos eran en Ladino (o en hebreo); cuazi sin palabras  estranjeras. Este metodó de traducción se mantuvo durante jeneraciones  y jeneraciones en toda la diasporá sefardí. El Ladino se escribía  denantes en hasi-kolmos (escritura cursiva sefardí--Solitreo), ma agüera se escribe tamien en letras latinas.

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

            El erudito mentado (famoso) del judeoespañol, el profesor Haïm-Vidal Sephiha, la historiadora Paloma Díaz-Mas y tamién otros filologós, dizen que el Ladino nuncua fe uzado pa comunicación diaria. Ladino no es lenguaje hablado, y que hoy en día  ni  una almaviva (nadie) habla el puro Ladino. Ellos sostienen que Ladino se topa namás en los escritos sagrados que se tradusheron denantes al español, como la **Hagadá de Pesah. Por esso (eso) namás meldamos (rezamos), ma no hablamos el Ladino.  Escuentra (al contrario) al Ladino que viene cuazi (casi) sin palabras estranjeras, en todos los lenguajes judeoespañoles se añidieron  (añadieron) palabras estranjeras  de los vezindarios del alderredor (alrededor). "Ladino", la lengua literaria de todos los sefardíes, es común, y la fondina (base) de la Haquetía- el judeoespañol de Marruecos, y la fondina de los lenguajes judeoespañoles de los Balcanes, Grecia y Turquía -- es mizma. En los últimos años, los vernaculós orientales-- el djudezmo, djudeoespañol, spaniolit, etc., (ansí se llamaban hatta los años de 1970)-- camiaron (cambiaron) de nombre y se llaman  faffeamente (erróneamente) "Ladino".  Ua (pues), esa perdida doloriada (de dolor) del nombre "Ladino" mos pasó, pamorde que  mozotros, los haquitos de Marruecos, stuvimos en una uena durmidera (durmiendo profundamente), y no consintimos (dimos cuenta) que se mos stá rezbalando la palabra "Ladino" de muestra  herencia ...

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

            Daca (dame) agüera que (exp.) tamién los cantares y los romances españoles que los judiós se llevaron con ellos dezde el gerush de España, son en Ladino, cuazi sin palabras  emprestadas de las lenguas locales. A mi ueno que cantares! Uno más luzzido qu’el otro! ¿Y algo falta a los romances? Ah immá (exclamación: madre mía) cuanto mos farjeamos (animamos)  y mos enjubilamos  (alegramos) con los amores, los dolores,  y los celos de las donzellas y caballeros, que aparecen en los romances con todo su luzzimiento (esplendor) espejaeado (brillante)!  ¿Ma mozotros namás?  Todo el ‛olam (mundo) stá  embrujado con los romances sefardíes de España!   El descansado de Don Larrea Palacín  escribió en su libro monumental Romances de Tetuán, que los romances españoles del siglo XV se hadearon (cuidaron) solamente encade (de: en casa de = con) los Sefardíes, pamorde que los españoles los perdieron!  Y asigún etnomusicologós, le mashal (por ejemplo) la descansada de Henrietta Yurchenco, dizen que anque los Sefardíes del oriente y mozotros hadeimos munchos romances con cuazi las mizmas palabras, las melodiás son desferenciadasDizen que muestra verzión es más autenticá, y la de ellos es con elementos Balcanes.  Ua por esso, si por un milagro se alevanrtaria un fidalgo (hidalgo) descansado de su me‛ara (tumba),  los romances que muestras auelas (abuelas) y madres cantaban sentaditas en la ‛atsba (umbral) pelando cardos y garninas (tagarninas),  o en la cozzina guizando, le hubieran parecido muy  conocidos, como si fera (fuera) de ca (casa) de su babá (padre)... 

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

            Se topan unos  penseriós (pensamientos) sobre el orijen de la palabra "haquetía". Algunos de los sezudos jammean  que "haquetía" salió de la palabra árabe "HAKKA" que significa "charla" o "hablar".  Ma, tamién hay otro vaydabber (pensamiento, idea).  Specialmente Joseph Toledano y  el profesor Isaac B. Benharroch dizen que la palabra  "haquetía" sale del nombre hebreo Is.haq (Isaac), que era un nombre jenericó (genérico) pa judió.  "Is.haquito", el diminutivo de "Is.haq", se evolucionó a "haquito" y por extensión a "haquetía", za'ama la "lengua de los haquitos".  El profesor Benharroch  enmenta tamién que la primera ves que se enmentó la palabra "haquetía" era en 1919 namás! Fe Manuel Ortega él que la enemntó en su libro Los hebreos de MarruecosMa, el nombre se afincó pamorde la pluma y la obra de José Benoliel Dialecto Judeo-Hispano-Marroqui o Hakitía. Y daca agüera que (exp.) yo digoy que en mi cazza ni nuncua (nunca) oí la palabra haquetía, ni eramós auzados (acostumbrados) a dizir "haquetía", y mizmo mi auela la descansada no sabía que stamos hadreando  algo otro qu'el español; mozotros  llamimos (llamamos) a muestra lengua "español" ucán (nada más)... 

            Sea cual sea la raís del nombre, la haquetía arrecojó (recogió) y apañó (s.e.c.: ahorró) el calor, la riza, la gracia y el espíritu dadivozzo (generoso); la hninnés (compasión, dulzura) y la niyya (buena fe, inocencia) de la kehil.la sefardí de Marruecos en ese zeman denantes (pasado), ya hasrá por esos días luzzidos (exp). La haquetía tiene un mizan (ritmo) melodioso tipicó; se canta  de vez de hablar.  Es una lengua rica y sabrozza que munchos manaderos culturales y lingüisticós la arregaron (regaron). Es una lengua graciozza y comicá, que fe evolucionando y camiando sin parar ni abaragar (exp.).  La haquetía mos permite de entortar (torcer), machucar, arrevolver (revolver), y jarbear (desordenar) palabras y sílabas, y al fin de roklearlas (darlas coces) pa todas las direcciones! Ua claro que esto arrisulta (resulta) en parejas de palabras, frazes, y espresiones  hilarantes y haireados (espabilados) del ‛adau. Estas criaciones lingüísticás luzzen (s.e.c.: decoran) la hadrá con ironía y picardía graciozzas que farjean la alma, la imajinación,  y las orejas.   Contodo (a pesar de) que agüera mozotros sabemos a dizirlo  tamién en español derecho (correcto) como que el Dió manda (ordena; exp.), no mos da la gana a fazerlo siempre, pamorde que  somos bromistas y burlones  del ‛adau.  Siempre hazmeados (listos) pa sacar sacadas (exp.) comicás y pa la ironía y la riza.  Solly Levy escribe que esta libertad juguetona de la haquetía es espresión de un espíritu rebeliador (rebelde) contra las leyes lingüísticás, contra el hablar derecho de los patrizzos ueldennas (gente educada), y contra el establecimiento lingüisticó!  Y él dize tamién que este espíritu rebeliador es asemejante (semejante) al maldizir (hablar chapurreado) a porpozitamente (al propósito) que se topa en el "joual" (hablada en Quebec) y en el "lunfardo  porteño" de Buenos Aires.

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

            Ende mal y ende negro (exp.) la haquetía es una lengua hablada; una lengua oral.  Hatta poco, como denantes de más de 100 años, lo poco que se escribía en haquetía, se fazia en hasi-kolmos, y no en letras latinas.  Agüera, ya la escribimos en letras latinas, ma ‛ad (todavía) faltan (se necesitan) reglas de ortografía que los agustarán (placerán) a todos muestros hajamim (eruditos). Tamiénentre estas y estas (mientras) que los rebbisim sigueron escribiendo y hadrearando en hebreo o en ladino, la jente educada de ma‛ala (élite), puzieron a la haquetía mesquina,  más o menos dezde el prencipió del siglo XX, en la oscuraña (oscuridad ), junto con las mehermas (pañuelos con que se cubría la cabeza) y las sayas (faldas largas),  leshos de los ojos y de las orejas, y preferían  el castellano contemporáneo o el francés. Todos feron sha‛ateando (corriendo) pa las flamanjuerías (alardes de educación europea). ¿Ua de que la valió y de que la aprestó (exp.) su gracia y su durzor (dulzor), si todos mozotros deshimos a la haquetía en el rincón de las siete semanas (exp.)? L'amarga (la pobrecita) de la haquetía se dezvalidó (fue menospreciada) más y más, y se rebashó (rebajó) del  todo, hatta que mos pareció como si fera un "pariente ilegal" del español, y la merdmeímos (la maltratamos) sin amanziarmos (tener lastima) de ella.  Las palabras haqueticas graciozzas como no más, mos parecieron harapos, y no fizimos suab (respetamos) a la haquetía como que fizimos a sus iuales (iguales s.e.c.= otros idiomas).

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

            Hubieron más de una mano (cinco; exp.) de razones pa este caimento (de caer= negligencia) de la haquetía:  La pozzada cabe (cerca de) España, la toma de Tetuán por los españoles en 1860 junto con la criación de la scuela de la "Alianza Israelita Universal", y discués los protectorados español y francés, arrisultó con el trocamiento de munchas palabras endiamantadas de mizman bereshit (arcaicas) con palabras en castellano de hoy en día.

            Agüera, la kehil.la de Marruecos stá desparpajada (dispersa) en todo el ‛olam. La criación de Israel, las guerras  árabe-israelí y la pendencia de Marruecos, empusharon (empujaron) cuazi  a toda la kehil.la afera de Marruecos. Se feron a leshumbres y a luares cercanos: están pozzados en Israel, España, Francia, Suiza, Bélgica, Inglaterra, América del Norte y America Latina. En Marruecos quedó una kehil.la mesjeada. La leshura (distancia)  del manadero espiritual, emocional, y  cultural; las moradas leshos (lejos)  del pozzo geograficó endonde se sostenían las raíces, arrisultó en una sekana (peligro) grande pa la haquetía.

            Ma, cuando me entroy en honduras (exp.),  cale de (es menester)  dezdizir mis penserios (pensamientos) pesimistas de nantesContodo que los descendientes de la kehil.la se pujaron (crecieron) en  luares de talles y maneras (exp.)  del ‛olam, la haquetía quedo la lengua  que toca muestra alma con ternura; es  muestra lengua de cariño. Es la lengua que arrecojó (s.e.c.: encapsulómembranzas (recuerdos) luzzidas de tiempos endiamantados (maravillosos) y perdidos que alumbran muestro ser.  Anque estas membranzas feron transmitidas de boca a oreja (exp.) y no por  esperencia de primera mano,  ellas stán afincadas (enclavadas) en muestra mente, alma y corassón.  ¿Ua  se acabo el azeite (exp.) pa la haquetía?   No al.lieguen ésos dias (exp.).  Ma, la continuación, es dizir: feshearla, (mimarla), mantenerla haireada, aseguir (seguir) hablándola y uaqfeandola (manteniéndola)  como fizieron (hicieron) muestros antepasados,  es la herencia que mos desharon muestros padres y madres; es muestra debda (deuda) a los haquitos.

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

Abreviaciones

exp. - expresiones

s.e.c. - según el contexto

Expresiones y refranes

 A mi ueno - literalmente: ay mi bueno: expresión de emoción y cariño

Ah immá - exclamación: madre mía

Amarga fiel - amarga como la hiel

Ansí me quedís vivos y sanos  - bendición. deseando salud y el  bien estar

Ansí se haga el mazzal - bendición: es tan bueno, que deseamos una suerte igual para         nosotros

Dabagar dabagar - poco a poco; con tiempo; despacio

Daca agüera que - figurad; escuchad

Dale que dale - sucesión de actos; uno de tras del otro

De boca a oreja - oralmente

De hoy en día - contemporáneo

De que la valió y de que la aprestó - nada  sirvió; nada fue útil 

Derecho como el Dió manda - justo como debe de ser

El rincón de las siete semanas - un lugar triste y lúgubre

Ende mal y ende negropor desgracia

Entrar en honduras - pensar profundamente ; pensar pensamientos complicados

Escapados del mal mos quedemos - bendición, expresión de cariño y protección

Fazer suab estimar, recibir con respeto 

Iualito iualito - exactamente igual

Luares de talles y maneras - variedad de lugares

Me da por... - tener deseo o intención de hacer algo

No al.lieguen ésos dias - expresión de protección. Ojala y eso no ocurra. 

No miremos mal en ellos - bendición, deseando que nunca pasaran lo malo

Sacar sacadas - inventar

Salir con la cabesa -  hacer según la voluntad, ganar

Se acabo el azeite se acabó lo mejor; se acabo el mejor tiempo

Sin parar ni abaragar - sin parar

Subieron los humos -  orgullosos

Tener el uen nombre  - tener  la reputación de... se puede entender en sentido positivo, o irónico.

Una mano - cinco. Por superstición el "cinco" se reemplaza con "mano"

Vai y venes - idas y vueltas

Ya hasrá por esos días luzzidos - expresión que lamenta la pérdida de los mejores tiempos; quien no los diera como antes).

 **Hagadá de Pesah - relato de la salida de  la esclavitud en Egipto. 

*La pronunciación de la haquetía:

En general, la pronunciación es como el castellano moderno, con las siguientes excepciones:

  • El ceceo no existe en la haquetía
  • La pronunciación de las consonantes en palabras derivadas del hebreo y del árabe siguen la pronunciación de estas lenguas.
  • En haquetía, la "s" al final de palabras, se pronuncia como "z"  cuando después hay  una vocal, una ‘’h’’ española, o una consonante sonora: "b"; "d"; "l"; "m"; "n"; "v"

 

  • Los sonidos específicos de la haquetía, diferente del castellano son:

g -   como la “غ” árabe, o "r" uvular fricativa en francés (rue).

h -   como "ח" hebrea o “ح” árabe (חכם). El sonido es parecido a la "jota" castellana, pero el aire pasa a través de la  parte profunda de la laringe.

j -    como "j" francesa (jardín).

k -  como en español (karate). En palabras de origen hebreo o árabe.

l.l -  “l” geminada, acentuada, como en español “al lado”.

q -   como en español (quedar).  Palabras de origen árabe se distinguen por la    

       ausencia de la "u" después del "q" (qailear), y se pronuncia como "ق" árabe    

       (se pronuncia en la glotis).

sh - como la “ch” francesa (chemise).

-    como "ע" hebrea o “ع” árabe (עולם-- ‛olam; za‛ama) laríngea sonora.

z -   como "z" francesa (zéro).

zz, ss, dd, etc. - letras dobles indican una pronunciación acentuada.

 

                                Bibliografía   

Alexander-Frizer, Tamar & Yaakov Bentolila. La palabra en su hora es oro.

Bar Asher, Shalom. ספר התקנות : יהודי ספרד ופורטוגל במרוקו - (1753 -1492) סדרי החברה היהודית

                                                                                           בפאס  משפחה, הנהגה וכלכלה.   

Bendayan de Bendelac, Alegria.  Diccionario del Judeoespañol de los Sefardies

            del Norte de Marruecos.                                                  

Bendayan de Bendelac, Alegria.  Voces Jaquetiescas.

Bendelac, Alegria. Los Nuestros: Sejina, Ltuarios, Jaquetía y Fraĵa

Benharroch, B. Isaac. Diccionario de Haquetía.

Benoliel, Jose.  Dialecto Judeo-Hispanico-Marroqui o akitia.

Botbol Hachuel, Abraham. El Desván de los Recuerdos.

Díaz-Mas, Paloma. Los Sefardíes: Historia, Lengua y Cultura.

Gerber, Jane. Jewish Society in Fez: 1450-1700. 

Gerber, Jane. The Jews of Spain: A History of the Sephardic Experience.

Larrea Palacín, Arcadio de. Romances De Tetuán.

Levy, Solly. El Libro De Selomó.

Ortega, L. Manuel. Los Hebreos en  Marruecos.

Sephiha, Haïm-Vidal. "Yiddish and Judeo-Spanish, a European Heritage".

Serels, Mitchell.  A History of the Jews in Tangier in the Nineteenth and    Twentieth Centuries.

Shetrit, Joseph. "Judeo-Arabic and Judeo-Spanish in Morocco and their Sociolinguistic Interaction".

 

Yurchenco, Henrietta. La Vuelta Al Mundo En 80 años.

 Nueva York, enero, 2010

 

 

home_sefarad.gif (990 bytes)Principal Sefaradíes en Chile