Make your own free website on Tripod.com

home_sefarad.gif (990 bytes)Principal Sefaradíes en Chile

linea.gif (1878 bytes)

 logosefard.jpg (9968 bytes) MADRID CUENTA YA CON MUSEO JUDÍO  Caya Marta Gutiérrez

museo_historia_comunidad_judia_madrid.jpg
Inauguración del Museo. Fotografía extraída desde "Arte Español Contemporáneo"

 


Se cree que el gran Samuel Ha-Levi  murió ahorcado en la plaza del Arrabal, hoy plaza Mayor de Madrid.

 

 

 

 

Noventa años después de inaugurarse la primera sinagoga de Madrid, ayer, día 27 de febrero de 2007, vio la luz el primer Museo Judío de la capital, para conmemorar tan importante efemérides. El presidente de la Comunidad Judía  de Madrid, Jacob Israel Garzón, junto con  el embajador de Israel en España, Víctor Harel fueron los anfitriones de los ilustres invitados al acto. 

Aunque el museo sólo ocupa un reducido espacio, originalmente concebido como centro religioso y de estudio, cuenta con interesantes aportaciones fotográficas, documentales y  bibliográficas, muy del agrado de la colectividad hebrea en Madrid que aprecia las vicisitudes por las que ha sido necesario pasar para iniciar este proyecto. 

La población judía en Madrid, acapara ahora en torno a un tercio  de los 40.000 judíos que, en total residen en este momento en España  Este número se ha ido consolidando de manera lenta y paulatina desde mediados del siglo XIX, aunque uno de los flujos más importantes tuvo lugar en 1914, coincidiendo con el estallido de la 1ª Guerra Mundial.  

Otro tercio de la población judía, aproximadamente,  está asentado en Barcelona y el tercio restante puede ubicarse en la costa levantina y del Sol, extendiéndose hasta el Estrecho de Gibraltar.

Los años en los que España vivió una cruenta Guerra Civil, la sinagoga madrileña hubo de ser trasladada a Murcia. Este hecho tuvo lugar en 1938, en el que la población judía vivió los mismos momentos de angustia por los que atravesaban el resto de los españoles. Su participación activa se manifestó en la formación de una unidad militar compuesta totalmente por judíos y que combatió en las Brigadas Internacionales. Una muestra de lo publicado en su día por los jóvenes combatientes, puede contemplarse ahora en el nuevo museo histórico, si bien la lengua empleada fue el yiddish, no el ladino. 

La sinagoga de Madrid, debido a los avatares del destino, ha ocupado diversas sedes hasta la presente dirección en la calle de Balmes, en el madrileño distrito de Chamberí.

También tuvieron grandes  dificultades a la hora de realizar sus enterramientos, ya que carecían de cementerio propio. La embajada británica les cedía entonces un pequeño terreno donde realizar estas prácticas, y fue ya a partir de 1922 cuando fueron autorizados a disponer de espacio para llevar a cabo sus enterramientos en el cementerio civil de Madrid y posteriormente, en 1979, también  en Hoyo de Manzanares, localidad cercana a Madrid. 

El 31 de marzo de 1992, quinientos años después del aciago 1492 cuando tuvo lugar la expulsión, los reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, asistieron a la sinagoga para, en un acto solemne, contribuir al desagravio de la ofensa cometida en su día. Para recordar que Sefarad,  seguía siendo su casa, como lo fue durante toda la Edad Media, especialmente durante el reinado de Fernando III el Santo, probablemente el rey más tolerante de toda la historia de España.

Construcción de una torre
Madrid o la medieval Mayrit, contaba con una importante judería.

home_sefarad.gif (990 bytes)Principal Sefaradíes en Chile

linea.gif (1878 bytes)